¡El poder ciudadano!

No ha sido posible para los colombianos vivir en paz; algo tan importante parece a veces imposible, así el Gobierno Nacional pretenda conceder todas las garantías para dialogar y concretar acuerdos. Negociar en medio del conflicto, con la opinión pública dividida, hace ver todavía más lejano ese sueño.

Entre tanto, los huilenses seguimos expectantes, a la espera de resultados, condicionando en un  alto porcentaje el desarrollo regional a las bajas inversiones del gobierno central más lo que ha de venir en el marco del eventual posconflicto.

No está bien que el departamento y sus gentes queden al vaivén de circunstancias coyunturales. Por eso, Agenda XXI tiene un norte definido desde el momento de su concepción, apuntándole a un Huila posible, que sobresalga no solo por su productividad y competitividad, sino también  por su sentido humano.

Todos los pobladores de los 37 municipios de nuestra geografía departamental exigen de su dirigencia, cada vez más y con plena razón, mayor representatividad. Tarea que por supuesto corresponderá liderar al próximo gobernador, de la mano con todas las fuerzas vivas, con miras a ubicar nuestro Huila del alma en un sitial de primacía en el contexto nacional.

De ahí la importancia de que la ciudadanía huilense se prepare desde ya para manifestarse, con toda su capacidad de decisión, en las elecciones de octubre próximo, contribuyendo así a la construcción de un futuro más promisorio para la presente generación y las venideras.

FacebookTwitterGoogle+

Deja un comentario