La crisis institucional de partidos políticos

La carencia de liderazgo  y el mal manejo de las instituciones políticas en Colombia  sumen cada día a los partidos tradicionales  y aquellos “Nuevos” que cuando cree uno que están madurando, terminan  desechos bajo intereses personales y mezquinos.

Cada día  la gente vota más por la  cara, por amistad, familiaridad,  vecindad, conveniencia o tal vez porque le cae bien; mas no porque los candidatos que hoy   se presenten o lo hagan detrás de una institución o partido político; Ya son muy escasos los candidatos que con su inteligencia, discurso, propuesta convenzan a los votantes, aquellos que como en los viejos  tiempos en plaza pública arreciaban con su oratoria, el discurso, la propuesta y la defensa de sus propias tesis.

Hoy más allá de su propuesta para  gobernar, dirigir y ejecutar políticas públicas que buscan el mejoramiento de la calidad de vida de la gente, preparan primero el presupuesto para  ganar las elecciones. Por ello  esto preocupa, a quienes creemos que el debate,  la propuesta, el programa, la financiación de los  mismos, las políticas, proyectos y programas, asi como la verdadera participación ciudadana  deben de estar siempre por encima de aquellas mañas de la politiquería actual.

Vemos como  muchos de los que hacen parte de la representación política regional y nacional se rasgan las vestiduras con el tema Quimbo y uno se pregunta, ¿Luego es que ellos no estaban cuando este proyecto se concibió? Si se hubieran puesto de acuerdo para defender los intereses del departamento tal como lo hicieron para tumbar a Cielo González,  había sido muy exitoso y mucho seria el beneficio que le hubieran generado al departamento. Por lo contrario, lo que hicieron fue truncar el desarrollo de una propuesta que estaba en ejecución, que perjudico a los opitas y que hoy lo ven como una injusticia y un cobarde atentado a la democracia y a la dignidad de la mujer que muy  bien ha representado a esta tierra de la Gaitana.

Cuando se acercan las elecciones del 25 de octubre donde se elegirán, gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles, son mucho más los comentarios que se escuchan al estilo de los mejores cuentos de fantasía  macondiana y como los más  expertos mentalistas salen cábalas de quienes serán nuestros próximos gobernantes,  cosa que poco cala entre unos y  otros.

Lo que si  viene calando  y gustando cada día es la propuesta de Carlos Julio González Villa, esa que él ha llamado, “El camino es la educación”, es tanto que  hasta  sus propios contradictores empezaron ya a socializarla en sus campañas. Es posible que la propuesta cale tanto, que ellos terminen a su lado haciendo del Huila una sola propuesta y un solo camino que conduzca a la productividad,  innovación y al  desarrollo que deseamos los Opitas.

Toyco

FacebookTwitterGoogle+

Deja un comentario