Los inatajables, un elogio a los héroes de la vida

Hay seres humanos en los que se reconoce de forma inmediata características especiales que, además de describibles, dejan ver una energía particular que algunos llaman carisma, producto de la sumatoria de vivencias, fuerzas y rasgos de personalidad.

Un acumulado que se inicia desde la formación intrauterina, que resume la manera como se atraviesa cada etapa fundamental en el desarrollo de la personalidad, la influencia de un entorno psicoafectivo y educacional que marca sorprendentemente el devenir de lo que termina por ser un individuo.

Los inatajables se caracterizan, entre otras condiciones, por una constante estabilidad emocional, fruto de la educación en las emociones que han recibido, lo proyectan con claridad a través del uso y ejercicio de sus sentimientos, lo que les permite ascender hacia la conciencia superior y por lo mismo reconocerse dentro de las posturas, ideales y filosofías de vida.

Cuando crecen, tienen una concepción de la realidad que les permite estar en construcción permanente, basados sobre todo en la legitimidad que le dan al “otro” como legítimo otro en convivencia con ellos; por eso, no desperdician el poder de la interacción, reconociéndose fácilmente su sentido erótico de la vida (pulsión positiva y vivificante) y tendiendo siempre a la búsqueda de la autorrealización mediante el continuo uso de la creatividad.

Los inatajables no pueden ser afectados por el chisme, la incomprensión, la envidia o el egoísmo, puesto que su entendimiento de la dimensión humana les permite ser generosos y nobles; además, entienden en el ejercicio del vivir la necesidad de usar bien el poder, por eso no suelen otorgarle el poder a conciencias inferiores, al contrario, tratan de educarlos y acercarlos a su propia esfera.

Los inatajables, como descripción de un grupo de seres, son una invitación continua al desarrollo de la inteligencia emocional, al surgimiento del héroe que habita en cada persona, a la admiración continua por lo excelso de la raza, saben de dónde  vienen y para dónde van.

Los inatajables, entre otras consideraciones, aprenden a manejar los riesgos, sobrepasan los obstáculos del caminar humano, se levantan con enorme facilidad de las caídas, escogen sus retos, trabajan sobre sus incertidumbres y sus miedos y sobre todo disfrutan la vida, son seres que ante la fotografía expelen luz y son descritos como fuerzas que improntan la vida de otros; cuando mueren auténticamente se les extraña, pero algo hace presentir que ni siquiera la muerte los ataja.

FacebookTwitterGoogle+

4 comentarios sobre “Los inatajables, un elogio a los héroes de la vida

  • el 17 septiembre, 2015 a las 5:35 pm
    Permalink

    Mil gracias por esta maravillosa invitación y por el ejercicio democrático real, con participación, con propuestas.

  • el 21 septiembre, 2015 a las 5:12 pm
    Permalink

    Inatajables con liderazgo transformacional y participativo capaz de enfrentar el reto que hoy la historia nos confronta.

  • el 27 septiembre, 2015 a las 8:52 am
    Permalink

    Que gran artículo, demuestra una gran sensibilidad humana y social, un espíritu que le pone el pecho a la pelea diaria por hacer un mundo mejor.

  • el 10 octubre, 2015 a las 4:41 pm
    Permalink

    Como lo viene diciendo la prensa del Huila, Carlos Julio es un inatajable y no es para menos un gran programa de gobierno, una gran trayectoria y un gran equipo de trabajo lo acompañan.

Deja un comentario